was successfully added to your cart.

TAMAÑO DE LAS RACIONES PARA UNA COMIDA SALUDABLE

By 11 diciembre, 2017Alimentacion Sana

Para tener una buena alimentación y estar nutridos con un organismo en condiciones óptimas, hay que consumir comida saludable. Esto lo sabe mucha gente, y cada día se preparan platos de deliciosa comida sana, el problema se encuentra cuando se abusa de la cantidad de alimentos en el plato.

Varios estudios sobre el tema han demostrado que a mayor comida hay al principio en el plato, más se consume, hasta un 45% más.

¿Por qué se prepara más de lo necesario?

Puede haber diversas razones por las que la gente se excede con las raciones en las comidas. Cuando alguien va a cocinar y tiene que decidir cuanta cantidad va a preparar en el plato, normalmente no quiere arriesgarse a que los comensales se queden con hambre. Por eso se acaba cocinando siempre un poco más de lo realmente necesario. A la hora de comer, es común que nadie quiera dejar un poco de la comida en la fuente, estos restos luego ocupan mucho espacio en la nevera, por lo que nos lo terminamos de comer o lo repartimos entre los comensales.

En el caso de los comensales o invitados, no querrán ser maleducados y se terminarán todo lo que haya en el plato. De una manera o de otra cada día comemos más de lo recomendado.

Las raciones en los restaurantes

Todo el mundo disfruta saliendo de casa y comiendo o cenando en un restaurante, y en estos casos siempre nos llenamos a base de entrantes, platos y postres enormes. Al no ser nosotros quienes preparamos los platos ni elegimos las raciones, es posible que sean platos muy generosos, de hecho, en los últimos años el tamaño de las raciones ha aumentado considerablemente.

Sobre todo, en restaurantes de comida rápida, donde el comer más por menos dinero se ha impuesto. Es muy tentador pedir un tamaño XXL, más acompañamiento en el plato e incluso un tamaño de bebida gigante, pero lo aconsejable es ceñirse al plato original como si no existiese la posibilidad de agrandarlo.

¿Qué hacer?

Lo primero es si comemos en casa, preparar solo la cantidad de comida que corresponda a una ración, evitando así comer de más cada día. Si se ha preparado más cantidad de la que vamos a comer, se puede guardar directamente o dejar la fuente de comida en la cocina por si se quiere repetir. De este modo evitamos llenar el plato una segunda vez por gula, y solo si de verdad lo necesitamos.

Una medida eficaz y sencilla es utilizar platos más pequeños, ya que aunque repitamos de vez en cuando, seguiremos consumiendo menor cantidad de comida que si usáramos platos grandes. Si no tienes platos más pequeños, se pueden usar los de postre hasta que adquieras un juego de platos de diario que tengan menor capacidad.

Y por supuesto resistirse a pedir de más cuando se sale a comer fuera de casa, comeremos de forma más saludable además de ahorrar un poco. También si se trata de un grupo de personas, se pueden compartir platos si las raciones por defecto son muy grandes.

 

Comer de manera saludable es fácil llevando una dieta rica en alimentos sanos y no pasándose con el tamaño de los platos, hay que consumirlos en su justa medida. De este modo se consigue un cuerpo sano, un estado de ánimo positivo, enérgico y mucha felicidad.